Google+ Followers

sábado, 7 de noviembre de 2015

Creación





Creación

Y ésta fue su labor.
El primer día,
terminó con el vacío
cuando tus ojos separaron
la luz de las tinieblas.
El segundo día,
dejó en tus manos sus alas,
y desde un nido de sabanas
trazó en tu piel mi frontera.
El tercer día,
quiso en tu boca mi calma
transformándote en palabra
que se vuelca en un poema.
El cuarto día,
con la luna hechizada
y la luz de la mañana
talló tu nombre en mis venas.
El quinto día,
te hizo cántaro fresco,
reloj sin aguja ni tiempo,
médano y grano de arena.
El sexto día,
a la orilla del silencio
fuiste la ráfaga de viento
que corona la marea.
Y el séptimo día,
dispuesto a descansar,
finalizó su labor
y dejó al amor hacer su tarea.

Marcelo Posada
© Derechos Reservados
http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar