Google+ Followers

sábado, 8 de agosto de 2015

Eva se desnuda





Eva se desnuda

Eva se desnuda,
y la penumbra
agita su ansiedad
entre las sabanas
como única deidad,
cuando la noche,
en el trono de su piel
se erige soberana.
Eva se desnuda,
en ese instante,
en que el deseo se anuncia
en las campanas
y desanda laberintos
de caricias
tallados por mis manos
en su espalda.
Arropada con el aire
se abandona
a la tibia desnudez
de las almohadas
esperando aquellos besos
que humedecen
hasta las gotas de rocío
desahuciadas.

Marcelo Posada
© Derechos Reservados
http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar