Google+ Followers

sábado, 15 de agosto de 2015

Piel adentro



Piel adentro

Piel adentro los susurros
engalanan mariposas,
la penumbra se dispersa
y el deseo es quien enciende
presuroso las antorchas.
Piel adentro es la osadía
quien transgrede toda norma,
cuando mis manos te miran
y tu cuerpo es la frontera
que dibujo con mi boca.
Piel adentro no hay barreras,
ni pecado, ni oraciones
y la piel en sus aristas
es el altar donde riman
los desbordes que se esconden.
Piel adentro eres marea,
espuma blanca  en la arena
y la sal de su sabor,           
cuando al poblarte de caricias,
abrazada a las almohadas
vas cambiando de color.
Piel adentro se halla tu nombre
tatuado siempre en mi voz
pues tu aliento me da vida
al saber mi mundo tuyo
y el tuyo, de los dos.

Marcelo Posada
© Derechos Reservados
http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar

sábado, 8 de agosto de 2015

Eva se desnuda





Eva se desnuda

Eva se desnuda,
y la penumbra
agita su ansiedad
entre las sabanas
como única deidad,
cuando la noche,
en el trono de su piel
se erige soberana.
Eva se desnuda,
en ese instante,
en que el deseo se anuncia
en las campanas
y desanda laberintos
de caricias
tallados por mis manos
en su espalda.
Arropada con el aire
se abandona
a la tibia desnudez
de las almohadas
esperando aquellos besos
que humedecen
hasta las gotas de rocío
desahuciadas.

Marcelo Posada
© Derechos Reservados
http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar

sábado, 1 de agosto de 2015

Acuérdate de mi





Acuérdate de mí

Acuérdate de mí...
cuando dudes, cuando
llores,
cuando temas,
cuando todo se torne
oscuro
y sientas que el
agobio
te supera
o al encontrarte en
la cumbre
de esa ola destinada
a morir sobre la
arena.
Acuérdate de mí...
cuando calles, cuando
ganes,
cuando pierdas,
cuando sientas que te
abruma
el compendio de tus
penas
o te encuentres tan
desnuda
que tu fe ya no se
anime
a remover cada
piedra.
Acuérdate de mí...
cuando sufras, cuando
olvides
cuando creas,
cuando sobren las preguntas
y no encuentres las
respuestas,
o cuando sea tu
cansancio
quien al derrotarte
cierre todas las
puertas...
entonces,
vuelve sobre tus
pasos,
pues allí estaré
esperando
con mis manos
tendidas
y dispuestas.

Marcelo Posada
© Derechos Reservados
http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar