Google+ Followers

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Balance

Ha sido un buen año. De poder dividir mi existencia en dos, debería decir que mis afectos se han consolidado y vuelto a transformar en soporte vital de lo que soy. Alejandra, a quien amo desde el alma, es el pilar, motivo y razón de todo. Mi hijos Paula y Federico, seres a los que amo casi con devoción, siguen ocupando el sitial que siempre tuvieron destinado en mí. Mis padres, hermana y sobrinos son a quienes amo y forman parte de esa coraza de afectos imprescindibles en mi vida.
He conocido personas maravillosas. He aprendido a sentir otra forma de cariño. Esa que se expresa solo con palabras escritas, sin miradas, sin abrazos, sin besos ni caricias, pero con una dosis exacta de esa calidez que siempre logra recorrer enormes distancias hasta atravesar el monitor y perforar el alma.
He escrito. Bueno, regular o malo. Poco importa, en todo caso lo dejo a criterio de ustedes. Pero en todo momento el corazón siempre fue volcado a los poemas. Y eso, en verdad, es todo para mi. Solo busqué a cada momento que al leerme percibiesen la honestidad y sinceridad con que lo hago y envío mis versos, luego de vencer quizás mi absurdo pudor a esta altura del camino. Y ustedes tuvieron la enorme bondad de recibirme y escuchar mi voz en su interior.
Por generosidad, varios grupos en los que participo por el mismo amor a la poesía han destacado algunos de mis trabajos. A ellos les agradezco haberme tenido en cuenta y honrado con su reconocimiento. La fortuna estuvo de mi lado y me permitió finalizar el año participando en tres Antologías: Antología “Versos desde el corazón"  de Diversidad Literaria (Madrid), Antología del “V Concurso Internacional de Poesía Atiniense 2014” (Argentina) y “Selección de cuentos y poesías” de Editorial Dunken (Argentina). A todos los involucrados en las respectivas selecciones, mi profunda gratitud y agradecimiento. Me han permitido dejar en el camino algunas semillas de mí, algo así como señales que han sembrado en el alma la paz y felicidad de saber que en remotos tiempos, por azar o simple casualidad, alguien sabrá que alguna vez existí.
Les deseo a todos un buen fin de año y mejor año venidero. Con todo afecto. Marcelo.



miércoles, 24 de diciembre de 2014

Navidad

En precarios asentamientos
o tierras ancestrales,
en pueblos humildes,
caseríos perdidos
o fastuosas ciudades…
Con árboles suntuosos
o sencillos Belenes,
con velas en las mesas,
calcetines en la chimenea,
dulces y pasteles…
Con la llegada inesperada
o esperando a quien no viene
con el pan duro compartido
y el vino que se ofrece.
Con coronas de Adviento,
villancicos y novenas,
misas a medianoche,
posadas y pastorelas.
Con pequeños aguardando
al Niño Jesús, el Olentzero,
Santa Claus o Papá Noel.
en la nieve silenciosa
o en el rugir de la playa
con fuegos de artificio
o adornos de papel.
Desde el Ártico profundo
hasta la Tierra del Fuego,
desde la cordillera helada
hasta los Pirineos,
en la selva, los desiertos
o el hielo groenlandés…
todos a su manera,
todos a su modo
sin que importe la forma,
sin importar el como,
buscarán por la noche
una Estrella de Belén.


A todos quienes son creyentes, muy feliz Navidad. Y a quienes no lo son, les deseo una noche muy especial. Con todo afecto. Marcelo.

Marcelo Posada
http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar



jueves, 18 de diciembre de 2014

Luz

No importa la boca sedienta
ante el cántaro vacío
ni cuanto separa al grano
de la hogaza de pan
no importa la ausencia,
la soledad y el hastío,
ni mis manos que nunca
te descifrarán.
No importa si habrá
alguna copa de vino
que humedezca tus labios
esta noche al besar
ni el temor a la duda
cuando la duda ha vencido
más allá que tus alas
quieran o no volar.
Siempre daré la razón al capullo
quien a través de tus ojos,
antes de tiempo,
inaugura el rosal
sin importar la distancia
ni los relojes marchitos
o cuán lejos te encuentres
en tanto sepa que estás.


Marcelo Posada

http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar








miércoles, 10 de diciembre de 2014

Versos para Paula

Hoy 10 de diciembre es el cumpleaños de mi hija Paula, a quien amo profundamente. He aquí mi regalo. Saludos a todos. Marcelo.


La noche en que llegaste
de imprevisto y con apuro
por sentirte ya ese tallo
que precisa de más luz
que una semilla en el surco
el mundo no detuvo su marcha,
las aves siguieron en sus nidos
y las olas poblaron cada playa
con su rítmico rugido.
El cielo retuvo sus colores
con la luna hacia el oeste,
las calles no se poblaron
de luces y festejos
ni una estrella señaló
el lugar de tu pesebre.
La noche en que llegaste
la hierba siguió siendo verde,
y las agujas separaron,
como de costumbre,
al pasado del presente.
La fortuna se mantuvo esquiva
para casi todos, como siempre
y el azar siguió decidiendo
cuando se gana o se pierde.
Cumbres y glaciares al deshielo,
el viento a las mareas
y los jardines presumiendo,
ochenta días y tú después
de llegar la primavera.
Nada ocurrió distinto
la noche en que llegaste...
la galaxia siguió su curso
y a la Escalera de Jacob
no hubo un ángel que le falte.
Oro, incienso y mirra
no recibiste como ofrenda
a la hora de tu arribo
pero tuyas fueron las palmas,
el rojo manto real
y cada rama de olivo.

Marcelo Posada
http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar