Google+ Followers

jueves, 11 de septiembre de 2014

Inconfesable

Llegará al fin la hora
en que tu cuerpo desnudo
agriete el deseo
al detener los relojes
en el instante preciso
en que la piel sea una
y la luna en su péndulo
atraviese la noche.
Inconfesable secreto
serás si tu quieres
o quien desgarre el silencio
de una sola palabra
y si la lumbre se extingue
no la echaremos de menos
si reflejas tus ojos
en una gota de agua.

Marcelo Posada