Google+ Followers

sábado, 7 de junio de 2014

Adios

No digo adiós, sino hasta luego
porque decir adiós es mucho
todavía…
aunque tantas veces
me haya ahogado en el silencio,
en sus abismos
y en la insoportable levedad
de la agonía.
Perdido en esas calles oscuras
y sinuosas
arrastré la cruz que formaban
las huellas de mis pasos
cada día
y bajo el peso del dolor
y las heridas más profundas
poblé con poemas esas noches
en que al supurar el espanto
la carne me dolía.
No digo adiós, sino hasta luego
porque adiós es una palabra
tan definitiva !

Marcelo Posada