Google+ Followers

domingo, 4 de mayo de 2014

A veces

A veces me sumo
en enormes silencios
o me aíslo cansado
del mundo al que temo…
a veces me arrastro
vencido en el suelo
o sutiles mis alas
desgarran el cielo.
A veces le escribo
a mi propia existencia,
fugaz y mundana,
cruel e imperfecta…
a veces la duda
pretende certezas
de mi antigua mirada
exacta y certera.
A veces supongo
que todas las puertas
detrás de mis pasos
tan solo se cierran…
a veces me sueño
en inhóspitas tierras
que aguardan ansiosas
con manos abiertas.
A veces mi llanto
colmado de pena
lo entierro en mis ojos
con profunda tristeza…
o a veces descubro
en tu boca de arena
ese beso seguro
que siempre encadena.

Marcelo Posada