Google+ Followers

viernes, 24 de enero de 2014

De agua

La rama se mueve febril
y alocada
en la furia de un viento
que marca compases
relojes de plomo
retienen el  tiempo
hasta que un rayo certero
lo vuelve a su cauce.
Torpe y furiosa la lluvia
golpea
el cristal que separa
mis huesos del mundo
contrasta ese eco que deja
en el aire
la ausencia de voces
y el silencio profundo.
Vestida de lluvia te veo
a lo lejos
y muere la espera
que tanto me ahogaba
el aguacero no cesa
y poco ya importa
si trae la tarde
tus besos de agua.

http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar




miércoles, 22 de enero de 2014

Acuérdate de mí

Acuérdate de mí…

cuando dudes, cuando llores,

cuando temas,

cuando todo se torne oscuro

y sientas que el agobio

te supera

o al encontrarte en la cumbre

de esa ola destinada

a morir sobre la arena.

Acuérdate de mí…

cuando calles, cuando ganes,

cuando pierdas,

cuando sientas que te abruma

el compendio de tus penas

o te encuentres tan desnuda

que tu fe ya no se anime

a remover cada piedra.

Acuérdate de mí…

cuando sufras, cuando olvides,

cuando creas,

cuando sobren las preguntas

y no encuentres las respuestas,

o cuando sea tu cansancio

 quien al derrotarte

cierre todas las puertas…

entonces,

vuelve sobre tus pasos,

pues allí estaré esperando

con mis manos tendidas

y dispuestas.


http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar



domingo, 19 de enero de 2014

A mitad de la noche

Me encuentro despierto
y a solas
a mitad de la noche vacía
y es cuando transformo
tu rastro difuso
en secreta
y profunda mentira.
Tu recuerdo me aísla
del tedio
y mantiene mi sueño
con vida
liviano y sutil, en el aire,
dibujo tu silueta deprisa.
Febril se amotina mi sangre
e inconscientes mi manos
me guían
allí donde has dejado
tatuadas
racimo vital de caricias.
Vehemente el ardor
que me invade
sofoca la piel enseguida…
me siento latir dentro tuyo
cuando mi vientre
tu forma imagina.
Estallo al oscuro en silencio
con tu imagen por fugaz
compañía
disminuye el fluir
de mi esencia
y tu cuerpo
va haciéndose trizas.
Un plácido cansancio
me invade…
es mi alma
quien se relaja vencida
tu paso por mí ha cesado
y mi memoria
se queda dormida.

http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar




miércoles, 15 de enero de 2014

Profunda

En tu parcela más profunda
eres piel indomable
húmeda con el licor
que gotea de los besos
ofrendados por la noche
cuando ardes.
En tu parcela más profunda
enfrentas lo prohibido
como nunca lo haría nadie
y te entregas sin pudor
a cabalgar los sentidos
solo si tu deseo se abre.
En tu parcela más profunda
eres gozo,  estallido y derrame
cuerpo de ébano que brilla
cuando tan solo te cubres
con los pétalos del aire.

http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar




lunes, 13 de enero de 2014

Noches

Hay noches tan inmensas

que ni siquiera la luz

logra atravesarlas

o tan pequeñas y extrañas

que pueden ser abarcadas

de una sola mirada.

Hay noches en que el reloj

dibuja con sus agujas 

sobre mi pecho tu espalda

o proyecta tu cuerpo

con esa tibia desnudez

que solo mi deseo socaba.

Hay noches tan hostiles

que clavan en mis párpados

sus gélidas estacas

u otras en que el peso

de tu ausencia

torna insoportable la distancia.

En todas ellas te extraño,

porque te sueño despierto

aguardando la alborada...

o cuando espero sean tus ojos

quienes me atraviesen

con el poder de sus espadas.


http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar




jueves, 9 de enero de 2014

Extremos

En mi principio aún

corro tras el viento,

trepo frutales en verano

y chapoteo bajo la lluvia

en invierno.

En mi principio aún

no pasan nunca los años,

bebo del aire la vida

y ensucio mi ropa

en el barro.

En mi principio aún

es la hora del recreo,

y la merienda siempre espera

casi fría, mi regreso

del colegio.

En mi principio aún

a nada ni nadie le temo...

suerte la mía al saber

que hasta allí habré de volver

al unirse los extremos.


http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar




miércoles, 1 de enero de 2014

Esencia

Por detrás de los sueños

que se oxidan,

de los relojes sin su rítmico

latido

y la rutina cotidiana.

Por detrás del carrusel

en que fui niño,

de mi eco proyectado

hacia el vacio

y de mi sombra que siempre

es quien me arrastra.

Por detrás de las pasiones

que he ocultado

en lo más oscuro de mi alma

donde nunca llegan

las miradas.

Por detrás de los aciertos

y fracasos,

de la luz y la penumbra,

y de todas mis palabras...

Por detrás de todo aquello

estoy yo,

con mi propia magnitud

y lo infinito de mi esencia...

señales indelebles que dejaré,

al final de mi camino,

como único rastro

de mi existencia.



http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar