Google+ Followers

domingo, 3 de noviembre de 2013

Sabes

Sabes a la brisa

de la madrugada

antes que el rocío

anuncie su llegada.



Sabes a la hierba

cuando está mojada

que se agita al viento

suave y perfumada.



Sabes a la tierra

cuando ha sido arada

y a la nieve eterna

sobre su morada.



Sabes como el agua

fresca y sosegada

y a cálida arena

con la piel salada.



Sabes a pan tibio

en plena alborada

es decir, a deseo

y a mujer soñada.



http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar