Google+ Followers

viernes, 1 de noviembre de 2013

A golpe de ola

A golpe de ola orado tu playa.

Mía fue tu arena virgen

y ahora me ofreces la otra orilla

que preservaste intacta.

Todo al fin será mío,

pendiente no quedará nada.

Toda tu extensión llevará

mi nombre

desde el preciso momento

en que mi pecho

recale en tu espalda.

A golpe de ola descubro

camino jamás recorrido.

El iniciático dolor te abandona

cuando en tu costa diáfana

encalla mi barca.

Plena de amor enclavas tus manos

en la cumbre del lecho

como estacas

ahogando tu rostro en lo más profundo

y oscuro

de las dunas formadas

por las sabanas.

A golpe de ola naufrago,

dejando en tu arena

perpetua y mansa espuma blanca.

La profecía se ha cumplido.

Fuimos una sola piel,

un solo latido,

y ardiendo una sola llama.



http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar