Google+ Followers

domingo, 6 de octubre de 2013

Tu vientre

Tu vientre me salva
por ser remanso y refugio,
la senda y el cobijo
de lo abstracto y oscuro.

Tu vientre me puebla
como si fuese un mundo,
para derramar mi simiente
en lo incierto y nocturno.

Tu vientre me ciega
con su deseo y preludio
donde se ahoga el latido
de su abismo absoluto

Tu vientre es mi cumbre
piel que es el rumbo
de mis labios urgentes
a su sabor profundo.

Marcelo Posada