Google+ Followers

martes, 22 de octubre de 2013

Racimos

Pliego mis alas y busco refugio

en el nido que me ofreces.

Es el único lugar en el mundo

en que puedo sentirme seguro

antes que el frío comience.

Allí el calor de tus brazos

y el aroma a piel recién

despierta

son el páramo perfecto

mientras el otoño amanece.

Tus ojos de luz precisa,

y la respiración calma

detienen el tiempo

borrando toda premura

siempre que tus caricias

me lleguen

frescas y cristalinas

como racimos de uvas.


http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar