Google+ Followers

domingo, 15 de septiembre de 2013

Que así sea

Que siga siendo cotidiana
tu respiración pausada
mientras duermes…
que al despertar sea seguro
que el día comienza con tus besos
de café caliente.
Que el fantasma de tus ojos
me persiga impiadoso
cuando estés ausente…
que mi piel cuando se arrugue
sea el cofre que atesore
tus caricias breves.
Que tu sombra de verano
sea abrigo en el invierno
y me proteja para siempre…
que en los canastos de mi alma
tu amor se multiplique
como los panes y los peces.

Que así sea.

Marcelo Posada
http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar