Google+ Followers

domingo, 15 de septiembre de 2013

Milagro

Reduciré la luz a su mínima expresión

para verte destellar al oscuro del cuarto.

Con mis labios intentaré detener el reloj

y que sea tu agitada respiración

quien desgarre silencio y espacio.

Y cuando mis manos adopten tu forma precisa

en hondo vaivén, se unirán raíz y semilla

dando bienvenida al gozo y su encanto.

Desnuda transformarás el oro en arena,

el agua en vino, y el barro en milagro.


http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar