Google+ Followers

jueves, 26 de septiembre de 2013

Fortuna y condena

Mi fortuna es el silencio, la soledad

y el vacío de este cuarto.

La sombra que dibujan en la cama

los versos que me aíslan del tedio,

las ausencias y el espanto.

El frío que cala hasta los huesos,

los libros, las caricias marchitas en mis manos

y la memoria que rescata aquellos cuerpos

que alguna vez me cobijaron en sus brazos.

En cambio mi condena es estar lejos

de los otros, de mí, de lo que extraño.

Los espectros y fantasmas que me habitan

y los miedos que acompañan casi a diario.

La razón cuando busca sus pretextos

renegando de su lado más humano

las verdades que se evitan porque duelen

las mentiras como trago más amargo.

Eso es todo cuanto tengo en esta noche

en la soledad y el vacío de mi cuarto.



http://marcelodelacosta.blogspot.com.ar